Consideraciones de José Gerardo López Castillo 'A raíz de la supuesta intoxicación por Morchellas y muerte en Valencia'

Ratio:  / 3
MaloBueno 

José Gerardo López Castillo comparte con el Colegio Profesional de Veterinarios de Cádiz sus reflexiones acerca de este caso. El veterinario mantiene una "magnífica relación" con la organización colegial gaditana, que siempre ha mostrado especial interés por la formación acreditada de sus colegiados en control sanitario oficial de la setas, destaca el actual secretario y responsable del área de salud pública la Junta de Gobierno del ICOV Cádiz, Jesús Fernández Pascual.

De hecho, el ICOV Cádiz organizó entre los años 2008 y 2011 cuatro ediciones pioneras de cursos  acreditados relativos micología y la salud pública en los que el veterinario granadino, López del Castillo, fue uno de los principales docentes. También podremos contar él el 22 de marzo, en Los Barrios, donde ofrecerá el coloquio 'Intoxicación por Morchellas: Mito o realidad', organizado por el Colegio de Veterinarios de Cádiz.

Reproducimos a continuación el texto facilitado por el autor al ICOV Cádiz. 

"Efectivamente como consecuencia de la intoxicación de Valencia, he recibido varios correos preguntándome sobre la posibilidad de que sean las setas las causantes de esta. Igualmente, muchos de vosotros me solicitáis información sobre cultivos de Morchellas, posibles contaminaciones y control sanitario en setas comercializadas. Ahí lleváis mis reflexiones por si os pueden aclarar en la medida de lo posible.

En principio y en casos como este, hay que ser prudentes y esperar los resultados de la investigación tras la encuesta epidemiológica, los muestreos y analíticas pertinentes (alimentos, equipos, instalaciones y manipuladores), los resultados de la autopsia y el estudio de anatomía patológica. Igualmente habrá que tener en cuenta el historial médico de la paciente, posibles enfermedades de base o cierta predisposición o susceptibilidad previa, incluyendo intolerancias, alergias y reacciones adversas alimentarias.morchelas-1

Con los pocos datos que han salido a la luz sobre los afectados, los síntomas del cuadro patológico y el corto periodo transcurrido hasta la aparición de los mismos (la comida fue el sábado al mediodía y los síntomas en la tarde noche, produciéndose el fallecimiento en la madrugada del domingo), tiene más pinta de ser una clásica toxiinfección alimentaria con una complicación posterior. El causante podría ser un agente bacteriano productor de enterotoxinas, inclinándome por el Bacilus cereus, por su predilección por los arroces y su fácil crecimiento en los mismos. Pero de cualquier forma es temprano para hacer hipótesis y hay que esperar. Eso sí, tengo bastante claro que las setas no han sido la causa del problema, pero la actitud micofóbica y alarmista de los medios de comunicación es la que prima y la que vende.

En cuanto a la toxicidad de las Morchellas, simplemente recordar los cuadros más típicos contrastados y publicados en la literatura científica

1. Toxicidad hemolítica. Por consumo de colmenillas crudas o poco cocinadas a partir de setas frescas. Generalmente son hemólisis inofensivas y en muchos casos asintomáticas o con ligeras orinas oscuras. Las hemolisinas serían termolábiles y volátiles. Algunos toxicólogos hasta se cuestionan la presencia de las hemolisinas en estas setas.

2. Toxicidad gastrointestinal. Se han citado y publicado casos de severa toxicidad gastrointestinal y complicaciones cardiocirculatorias igualmente por consumo de colmenillas crudas o poco cocinadas a partir de setas frescas. A pesar de ello todos los pacientes se recuperaron tras el preceptivo tratamiento médico y sin secuelas posteriores, necesitando en algún caso de hospitalización.

3. Síndrome cerebeloso. Ligado al consumo de grandes cantidades (300 gr por persona) y aunque estén bien cocinadas, a partir de setas frescas. No se da nunca si se parte de colmenillas desecadas. Por tanto, esta posible neurotoxina sería termorresistente pero volátil. El síndrome es inconstante y de presentación ocasional. Se da con colmenillas rubias de ribera. En este cuadro patológico tengo experiencia pues yo mismo provoqué y padecí esta intoxicación, realizando una comunicación al II Congreso Internacional de Seguridad Alimentaria en Abril de 2008, en Córdoba y una posterior publicación divulgativa en la revista “Setas y Plantas” en Mayo de 2008.

4. Interacción con el alcohol. Interrupción del metabolismo oxidativo del alcohol provocando acúmulo de acetaldehído, al impedir la degradación de este y su paso a acetato y posterior entrada en el Ciclo de Krebs. Se ha descrito asociado a Morchella angusticeps (Aunque los taxónomos especialistas en este género, quieren dejar el termino angusticeps para una especie americana y no europea). El cuadro es parecido al efecto antabus y remite sin problemas con tratamiento sintomático.

5. Contaminación química. Por Morchellas recolectadas en cultivos de choperas o en olivar. En este caso serían colmenillas oscuras de la sección Distantes tales como M. importuna, M. inamoena o M. pulchella. Captarían los tóxicos de los tratamientos fitosanitarios aplicados a estos cultivos. Como curiosidad reseñar que el herbicida Diquat tiene una estructura molecular prácticamente idéntica o muy similar a la terrible toxina orellanina del Cortinarius orellanus, que causa una grave insuficiencia renal aguda que puede llevar a la muerte.

Para terminar, no hay evidencias de muertes por Morchellas en la literatura científica, que tengo consultada. En cuanto a que se trate de Gyromitras (setas mortales con giromitrina e hidracinas), confundidas con Morchellas por su morfología y aspecto externo, yo lo descarto porque no encaja con los síntomas y evolución del cuadro patológico que nos ocupa.

En cuanto a las Morchellas que se cultivan, son mayoritariamente M. importuna y se explotan sobre todo en China y otros países asiáticos. Solo tenéis que ver la impresionante foto (ya antigua), de un cultivo de Morchellas que aparece en la publicación del estado actual de los hongos 2018, del Real Jardín Botánico de Kew.

Desconozco el nivel de seguridad alimentaria que hay en China y si este es comparable al nuestro. Nosotros (España y paises CE), disponemos de sistemas de autocontrol en todos los eslabones de la cadena alimentaria, ya sea producción primaria (caso del cultivo y recolección, hasta la primera venta y sus operaciones conexas como el transporte), o bien circuitos de comercialización desde la primera venta. Todo ello regulado por los reglamentos comunitarios de obligado cumplimiento. 

morchelas-2En el caso de cultivos de setas, los sustratos están pasteurizados para evitar contaminaciones y crecimiento biológico no deseado que merme la producción, lo cual nos viene bien además desde el punto de vista de seguridad alimentaria. De igual forma los sustratos de crecimiento deben estar exentos de contaminación química, por ejemplo, por residuos de metales pesados, radiactividad o fitosanitarios entre otros. Estos sistemas de autocontrol tienen además la inspección, muestreo y supervisión de los Agentes de Control Oficial (veterinarios y farmacéuticos de salud pública). Lógicamente ello no quita para que algún desaprensivo (como en cualquier otro sector), quisiera saltarse las normas, burlando los controles y comercializando setas contaminadas con residuos o con algún otro tipo de problema que las hiciera no aptas para consumo humano. 

En este caso entraría en juego el RASFF (Sistema de alerta rápida de alimentos y piensos de la CE), cuando se detectase el problema en algún país miembro, comunicando la información rápidamente al resto de países para la retirada inmediata del producto de los circuitos de producción y comercialización, entre otras medidas. 

En España además tenemos nuestro propio sistema de alertas alimentarias SCIRI (Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información), conectado por arriba con el RASFF y por debajo con todas las CC.AA., bajo la supervisión de la AECOSAN (Agencia Española de Consumo Seguridad Alimentaria y Nutrición).

Dicho esto, si repasamos las alertas por setas en la CE (es decir setas comercializadas que habían escapado de los controles antes mencionados) y en concreto el periodo de 2004 a 2014, que analicé y expuse en las I Jornadas de la Federación de Asociaciones Micológicas Andaluzas (FAMA), en Algeciras en 2016, pudimos ver que  el 42% eran por peligros biológicos, el 31 % por peligros químicos, el 11% por radiactividad y el 8 % por especies tóxicas y el resto por otros conceptos. Como curiosidad indicar que en algunas partidas de boletos procedentes de Asia se ha detectado en algunas ocasiones la presencia de nicotina residual, utilizada como insecticida para evitar las puestas de huevos de insectos y la proliferación de larvas en los boletos.

En fin, esto es solo una pequeña pincelada sobre el tema, pero podríamos estar horas hablando sobre ello. Por último, sería interesante que muchos periodistas y redactores de esta noticia se leyeran el magnífico trabajo de recopilación de mi maestro y amigo J. Piqueras: "La toxicidad de las colmenillas: hechos, mitos e hipótesis". Quizás entonces se realizarían afirmaciones con mayor nivel de sensatez y sentido común".

José Gerardo López Castillo es veterinario del Cuerpo Superior Facultativo de Instituciones Sanitarias de la Junta de Andalucía, especialista en 'Micología y Salud Pública' y vocal técnico en la directiva de la Federación de Asociaciones Micológicas Andaluzas (FAMA).

Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin consentimiento del autor.

 

 

En ColVetCadiz.org utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information